junio 9, 2022

¿Cómo prevenir el acoso escolar y las agresiones desde casa?

Siempre se ha afirmado que la educación de los hijos inicia en la primera escuela, el hogar. La casa constituye el más importante espacio de formación, es allí donde se brindarán todas las herramientas para enfrentar la vida, allí se enseñarán los primeros principios éticos, la inteligencia emocional y las habilidades sociales. Los estudios más recientes continúan revelando que la mayoría de los niños experimentará o será testigo de algún tipo de práctica agresiva en alguna de sus formas durante su etapa escolar, ya sea física, verbal o emocional, y por muy diferentes motivos.

Desde los centros educativos se trabaja activamente para prevenir este fenómeno. Pero, como padres y cuidadores juegan el papel fundamental en la lucha contra el acoso escolar. Por ello, desde The English Montessori School (TEMS), comparten algunas pautas a nivel de prevención para evitar que niños y jóvenes ejerzan cualquier práctica que hiera deliberadamente a otras personas:

  1. Escuchar lo que nos cuentan nuestros hijos. Esto, nos ayudará a detectar faltas de empatía por su parte o posibles conflictos con compañeros.
  2. Darles pautas de comportamiento con los demás. En muchas ocasiones, los niños no saben cuándo cruzan una línea, ni tienen claro cómo deben comportarse con otras personas. Por ello, debemos ayudarles a diferenciar los límites y enseñarles a ser amables y respetuosos.
  3. Guiarles para que sepan resolver los conflictos. Es normal que los niños tengan discusiones o peleas, incluso entre amigos. Por ello, debemos enseñarles a resolver los conflictos y hacer las paces por sí mismos. Del mismo modo, es preciso explicarles el valor de la verdadera amistad para que no sean desagradables ni manipuladores con otras personas.
  4. Educarles en el valor de la bondad que incluye valores de empatía y diversidad. A veces los niños se enfocan en aspectos de otras personas que sienten que son diferentes. Por ello, debemos trabajar por educarles en una sociedad inclusiva.
  5. Ayudarles a reconocer y enfrentar las injusticias. Es importante que comprendan que existen desigualdades y prejuicios que no deben determinar su forma de actuar.
  6. Prestar gran atención a nuestras propias actitudes y comentarios. Todo lo que ven o escuchan los niños les afecta en gran medida. Por ello, tenemos que ser muy conscientes de nuestros propios comentarios, bromas o actitudes.
  7. Inculcarles confianza en ellos mismos. Es esencial que los niños se sientan seguros y valorados desde muy pequeños. Si les mostramos nuestro apoyo continuo, sabrán enfrentarse mejor a todo tipo de situaciones y tendrán claro que su comportamiento también involucra a otras personas.

De cualquier modo, para evitar cualquier situación agresiva, es importante que padres y claro está el centro educativo acepten su papel individual. Para evitar que muchos niños y jóvenes lo sufran, es básico educar para que nadie lo ejerza.

Comunicaciones CICC.

Leave A Comment