Cómo fomentar la comprensión lectora en los niños

Cómo fomentar la comprensión lectora en los niños

El proceso de lectura va más allá de solamente descifrar las palabras, mejorar la comprensión lectora en niños es fundamental para que tengan un desarrollo académico más eficiente.

La verdadera lectura radica en la comprensión de lo que se lee, y no solamente de las palabras sino de la idea general del texto. Entender lo que se lee es una necesidad fundamental para el desarrollo de cualquier ser humano.

Si a una persona se le dificulta entender lo que lee, esto ocasionará frustración y apatía ante este hábito tan importante. Entendemos por este concepto la capacidad de leer una oración o un texto, darle sentido y otorgarle un significado.

¿Bajo rendimiento?

Una de las posibles causas en el bajo rendimiento académico de algunos chicos, es la baja comprensión lectora que tienen, afortunadamente esta habilidad puede reforzarse y mejorarse en casa, con ayuda de los padres y los docentes de los niños. Con las estrategias adecuadas se puede aprender a construir conceptos y a navegar a través de los niveles de lectura.

Y ya que la comprensión lectora mejora con la práctica y el hábito de leer, incentivar a los niños y jóvenes a la lectura es una estrategia fundamental para que incluyan esta actividad entre sus favoritas. ¿Cómo fomentar la comprensión lectora en niños? Aquí algunos consejos:

  1. Pedir al niño que lea en voz alta

Al comienzo de esta práctica la velocidad de lectura será baja, pero eso le brindará un tiempo extra para comprender lo que está escrito, además de afianzar su pronunciación y la habilidad de escucha. Con el tiempo de dedicación y el acompañamiento que se realice, aumentará la confianza y la velocidad con la que lee.

  1. Elegir libros adaptados a su nivel

Si obligamos al niño a leer una obra compleja, estaremos dificultando enormemente que pueda entender su significado general. Cuando aún son pequeños, debemos escoger historias en consonancia con su capacidad, que le animen a adentrarse en el emocionante universo de los libros. Un elemento de apoyo como las ilustraciones es uno de los mejores aliados para fomentar su comprensión lectora.

  1. Releer para aumentar la fluidez e interiorizar los datos

Un libro, por el hecho de haber sido ya leído, no ha terminado de cumplir su función. Precisamente, emprender de nuevo la lectura de obras conocidas, aumenta la fluidez del niño y refuerza su seguridad para seguir avanzando.

  1. Aplicar el método ‘Cloze’

Ejercicios como el conocido procedimiento ‘Cloze’ multiplican la efectividad de asimilar la información. Consiste en suprimir palabras de los textos, esta prueba persigue estimular la deducción mediante la elección del vocablo que debería ocupar cada espacio en blanco. Una manera muy eficaz para optimizar la comprensión lectora a través del juego.

  1. Interrumpir de vez en cuando la lectura conjunta para hacer aclaraciones

Puntualmente, extraer conclusiones implícitas en la trama es otra buena práctica para aumentar la atención y la inmersión del niño en la historia. Cuando leamos con él, es beneficioso resaltar ciertos aspectos que, aunque quizá sean evidentes para nosotros, pueden incentivar la interiorización de conceptos. Si un personaje hace algo determinado, a veces no está de más recordar los motivos que provocan esa acción.

  1. Realizar una sinopsis previa de lo que se va a leer

Antes de iniciar un libro que entrañe cierta dificultad, es aconsejable plantear a nuestros hijos un escenario resumido de lo que se van a encontrar. Esa contextualización facilitará su introducción en la trama y disminuirá las probabilidades de frustración durante su lectura.

  1. Establecer una comunicación óptima

Es primordial que la información fluya en ambos sentidos, por lo que no debemos dejar de preguntarle cuestiones relativas a la obra, ni por supuesto, de escuchar atentamente lo que tenga que decir al respecto. Tanto antes, como durante y después, es importante conocer lo que le interesa y lo que no de la historia, repasar con él lo que está sucediendo en ella o retarlo a que intuya qué ocurrirá más adelante.

La labor de los centros educativos es clave en la formación de nuestros hijos. Sin embargo, podemos trabajar desde casa para ayudarlos a tener más éxito en su vida escolar y a desarrollar un pensamiento crítico frente a lo que leen.

By |2021-04-12T18:48:44-05:00abril 7th, 2021|Noticias|
Go to Top