Características del pensador crítico

Características del pensador crítico

Hemos reflexionado bastante sobre la importancia del pensamiento crítico en los seres humanos, pero ¿cómo reconocernos como pensadores críticos? ¿cuáles son esas características que nos diferencian? Aquí te las contamos.

El pensamiento crítico permite al individuo reflexionar sobre asuntos no resueltos o sobre otros ya establecidos. Este tipo de pensamiento requiere procesos de análisis, inferencia, evaluación y deducción.

Es una habilidad tan compleja que una definición que abarque todo el proceso no es fácil. Según Paul, R. y Elder L., autores de “La mini – guía para el Pensamiento crítico Conceptos y herramientas”, el pensamiento crítico es “ese modo de pensar – sobre cualquier tema, contenido o problema – en el cual el pensante mejora la calidad de su pensamiento al apoderarse de las estructuras inherentes del acto de pensar y al someterlas a estándares intelectuales”.

¿Para qué sirve el pensamiento crítico?

En general, ayuda a impulsar el pensamiento reflexivo y el metacognitivo o conocimiento sobre los procesos cognitivos propios y sobre las propiedades del aprendizaje y de la información. Es decir, la práctica de este tipo de procesamiento de la información contribuye a:

  • Ampliar las destrezas de pensamiento
  • Clarificar la comprensión
  • Obtener feedback sobre la enseñanza/aprendizaje
  • Proveer herramientas para corregir estrategias
  • Crear lazos entre diferentes ideas
  • Fomentar la curiosidad y creatividad
  • Proporcionar retos

En consecuencia, se logra el desarrollo de características intelectuales más complejas como:

Humildad: es ser consciente de los propios límites de su conocimiento.

Autonomía:  es dominar su propio proceso mental y de razonamiento.

Integridad: es ser honesto y humilde reconociendo la necesidad de utilizar de los estándares intelectuales en su proceso de razonamiento.

Entereza: es temer valentía para abandonar estereotipos y creencias infundadas y aceptar verdades contrastadas, aunque no las compartíamos originariamente.

Perseverancia:  es que a pesar de las dificultades, obstáculos y frustraciones se siga persiguiendo un sueño.

Empatía: es ponerse en el lugar de otras personas y entender sus planteamientos.

Imparcialidad: es adherirse a los estándares intelectuales a pesar de los intereses personales.

En la mayor parte de las instituciones educativas, el pensamiento crítico es importante porque promueve en los alumnos el aprender a aprender. Interiorizar este modo de percibir el mundo y procesar la información les permite convertirse en personas más humildes, tolerantes y reflexivas, lo que alimentará respuestas mucho más eficientes frente a los conflictos que vayan surgiendo en su día a día.

Características del pensador crítico

Es analítico, aplica procesos, se hace preguntas constantemente, evalúa, es claro, tiene flexibilidad cognitiva, se comunica de manera coherente, conceptualiza, es creativo, tiene curiosidad, toma decisiones, observa desde distintas perspectivas, sabe explicar, prevé, identifica patrones, utiliza su imaginación, busca información, interpreta, tiene un pensamiento lógico, hace conexiones abstractas, infiere, es objetivo, observa, es de mente abierta, presenta, resuelve problemas, cuestiona evidencias, identifica diferencias y similitudes, es reflexivo, es escéptico, y tiene capacidad de síntesis, entre otras.

By |2021-04-12T18:48:31-05:00abril 7th, 2021|Noticias|
Go to Top